domingo, 7 de diciembre de 2008

Sobre los instructores

Nota antes de arrancar: este post me salió medio largo y sin pensarlo mucho. El tono medio elevado es porque estoy medio "complicado" con una entrega de TP. También tenía otro título, pero hubo un cambio de rumbo inesperado y tuve que improvisar.

En el lugar donde estaba dando el curso, en Chile, también estaban dando un curso de excel, el mio era sobre administración de servidores de e-mail.

La gente que hacía el curso de excel hablaba de lo complicado que era usarlo y que no iban a poder acordarse de todo lo que tenían que hacer para manejarlo y otras yerbas similares.

En cambio mis alumnos decían que no les parecía difícil administrar el servidor de correo, que era sencillo, que tenía muchas opciones pero que con la ayuda de los manuales y lo que yo les decía no tenían mayores inconvenientes.

No quiero juzgar a los que hacían el curso de excel, ni dármela de gran instructor, pero estoy segurísimo que administrar el sevidor es más difícil que cualquier planilla que armes.

La pregunta entonces es: ¿por qué unos decían que excel era difícil y los otros que mantener el mail de todo el gobierno sencillo?

La conclusión a la que llegué

Creo que la manera en la que expliqué las distintas tareas hizo que pareciera fácil algo que no lo era mientras que en el otro curso, o lo hacían parecer difícil o no lo sabían explicar.

Esto nos puede llevar a dos cosas, o el tipo era un hijo de puto (sí, de puto, porque tanto insultar a la madre) por hacerlo parecer difícil o lo era por venderse como "profesor de excel" sin saber una goma del asunto.

Realmente no entiendo a la gente que trata de monopolizar el conocimiento, que te vende algo como difícil cuando no lo es, o que te enseña las cosas por la mitad, y después, cuando el se va, vos te quedás en bolas (y a los gritos) porque sin la ayuda de el no podés resolver el problema, entonces lo contratás como "consultor" para que resuelva el quilombo, o tomás el curso de excel nivel avanzado, y el de experto, y después el de mega-experto, y el de super capo de las planillitas, pero nunca llegás al nivel del HDP que te dio el curso, obvio que no, porque jamás te explicó todo, siempre se guarda una partecita para el.

Ojo, tampoco es que tienen que enseñarte todo, todo, pero lo que no te enseñan tienen que darte las herramientas para que vos puedas aprenderlo, la idea de enseñar es prender la chispita de la curiosidad, que una vez que agarró fuego no se apaga más, por más agua que le tiremos.

En cuanto a los que se venden como profesores, encima tienen el descaro de llamarse a si mismos profesores, me podran decir que es una salida laboral, que fue lo único que encontraron o no sé que garcha, pero la verdad es que estás cagando a la gente y mal (como adverbio de cantidad Marce dixit) porque esa gente depositó su confianza (y plata) en vos para que le expliques algo.

Con esto último no estoy diciendo que solo un experto en excel puede dar cursos de excel, yo no soy experto en servidores de mails y doy cursos de eso, ni soy un alto conocedor de java, pero doy cursos de programación; la diferencia es que yo los cursos los preparo, vienen con un manual teórico y otro práctico y yo los leo a los dos, y hago los ejercicios para ver si salen, y planteo ejercicios que no están en el libro, y busco información extra a la que está en el librito para complementar lo que dice este, pero sobre todo, cuando me preguntan algo y no lo sé no me invento una respuesta, simplemente digo "la verdad que eso no lo sé, después te lo averiguo (o ahora lo probamos, si es algo práctico).".

Si esto lo trasladamos a los que estudian para docentes, porque la carrera es más corta, o porque las minitas están mejores o por lo que fuere excepto porque les gusta enseñar, la cosa se pone peor, porque ese tipo no le da un curso de 20 horas a 10 personas, ese tipo le está enseñando a leer y escribir a sumar y restar a nenes chiquitos, nenes que su herramienta principal va a ser lo que este HDP les mal enseñó y que encima no tienen la capacidad para decir "este tipo no sabe nada, vamos a otra parte", pero de este tema ya hablaron mejor que yo por acá.

Uff, la idea original era escribir sobre otra cosa, pero las manos escribieron esto, por algo será.

6 comentarios:

Halle dijo...

Coincido en gran parte de lo que decis. El "como " se enseña influye mucho en "cuanto" se aprende. Por más que puedas estudiar de libros fuera de las horas de clase.

No se si será algo exclusivo de los profesores de excel, pero el cuatrimestre pasado tuve los peores docentes concentrados en esa materia. Nos querían vender excel como LA solución a nuestra vida. Excel era lo más y lo mejor. Excel para todos!!

Yo menajaba excel desde mucho antes, así que me cagué de risa con sus cuentos.

Baterflai dijo...

Todavía tengo, y seriamente, ganas de denunciar a la maestra de 1º grado de mi hija.
Denuncia penal, eh.

Guty dijo...

Hay demasiados chantas dictando cursos, por eso cada vez asisto a menos charlas y talleres de informática.

Nick dijo...

Qué?? excel no es LA solución a todos los problemas de mi vida? no puede ser, años desperdiciados :P

Denuncie Bater, denuncie que nosotros le salimos de testigos o hacemos aguante en tribunales. Más vale denunciarla y que no se pueda mandar más cagadas.

Guty, es verdad, hay cada chanta dando vueltas que mete miedo.

G-Fer dijo...

Para mí también es más difícil entender Excel que un servidor de mail. Pero para mí -que he sido autodidacta en Photoshop e Illustrator- el problema también es cómo diseña interfaces Microsoft, lo cual hace complicado lo simple.

Esta mañana tuve reunión de padres en el jardín de mi hijo. Menos mal que la seño se decidió por ser maestra jardinera y no de primaria, porque no pudo hablar más de cinco minutos sobre las actividades que hicieron en la salita durante el año lectivo... Y así y todo repitió tres o cuatro veces lo mismo!

Nick dijo...

Eso también es un tema, la cantidad de gente con la que me cruzo que no puede expresar una idea en palabras es enorme.

Yo estoy más cerca de esos que de los otros, no soy muy hablador, pero de lo que sé si hablo.