lunes, 27 de octubre de 2008

Todavía creo en mirar a los ojos

El título es porque el sábado, como regalo del día de la madre, fuimos a ver a Baglietto al ND/Ateneo.

El show estuvo espectacular, hacía varios años que no lo iba a ver y realmente lo disfruté mucho. Cantó canciones nuevas, al menos para mi, canciones viejas, canciones muy viejas, hubo lugar para todo, incluso se puso a hablar con una mina del público que le pedía canciones, no fue mucho el diálogo pero fue gracioso. Cantamos a coro todas las canciones de las que nos sabíamos la letra y de las que no improvisamos.

Salvo por el baterista que se la pasó puteando al sonidista toda la noche y que estaba bastante caluros, fue un show perfecto. Hacia la mitad, Juan Carlos, se apareció con una remera que decía "0341" y se ganó aplausos y felicitaciones de parte de toda la tribuna :D

Si a alguno le gusta, y está por Buenos Aires, y tiene tiempo, y tiene plata, el 15 de noviembre hay una nueva función, altamente recomendable para los que lo conozcan reencontrarse y para los que no lo conozcan conocer a uno de los mejores cantantes del país.

No hay ni una foto, ni medio segundo de audio y ni un frame de video.

2 comentarios:

Guty dijo...

Uhh, esa música progresiva.
Lo último que vi en vivo fue Non palidece, y de eso hace más de un año :S

Milenius dijo...

Pulgar en descenso para el baterista: insoportable es poco decir. yo creo que se la creyó.