domingo, 21 de septiembre de 2008

El juez Ferrer y su concepto de justicia

Hoy leí esta contratapa de página y la verdad que me dieron ganas de cagar a trompadas a alguien.

Primero no iba a publicar nada, después pensé en poner solo el link a la nota pero finalmente decidí escribir un poco sobre el asunto.

La verdad es que no leí mucho sobre el asunto, solo un par de noticias al azar, pero lo que me decidió a escribir fue enterarme que la madre de la nena había hecho una denuncia por violencia familiar, la denuncia cayó en el juzgado del juez Ferrer, pero el no se expidió, o si lo hizo no fue suficiente, 5 meses después las consecuencias de la ineptitud de este tipo saltan a la vista.

Para colmo la decisión sobre el aborto le tocó a quien... al juez Ferrer, el mismo juez que no hizo nada decidió primero encerrar a la nena en un hospital, después separarla de la madre y ahora no permitir que le realicen el aborto, todo para protegerla ¿POR QUÉ MIERDA NO HICISTE NADA ANTES? LA PUTA QUE TE PARIÓ.

Para el tipo es muy fácil tomar esas decisiones, y más escudándose en el hecho de que la chica dijo que no quería intervenirse, decisión que tomó después de una "reunión" con uno de los grupos "pro-vida" donde le mostraron los mismos afiches y folletos que anduvieron dando vueltas por las calles de Buenos Aires hace un par de años, donde muestran un feto muerto y preguntan "¿serías capaz de hacer esto?". Como dice la columna de Sandra Russo, ¿qué le dijeron? "¿querés un bebito tuyo para jugar?" o "mirá lo que van a hacerle a tu bebé ¿querés que hagan esto?". Sea lo que fuere lograron que la piba diga que no quiere abortar.

Parece que el juez se olvidó que es menor de edad, y no se dio cuenta que le habían "lavado la cabeza"; la mala de la película es la madre, por tratar de hacer más normal la vida de su hija.

El solo hecho de pensar que todo esto se podría haber evitado con una simple orden judicial, o metiendo preso a un tipo o poniendo un cana en la puerta de la casa o ... podemos plantearnos un montón de alternativas, todas son mejores que una nena de 12 años con un bebé.

Ufffff, fin de la descarga emocional, igual si me cruzo al juez este lo cago tanto a trompadas...

1 comentario:

Guty dijo...

Sí, la verdad que da vergüenza, leí el tema en otros lados y dan ganas de cagar a piñas a alguien.