martes, 24 de marzo de 2009

¿Necesitamos un feriado?

La verdad que no estoy con muchas ganas de escribir, pero lo voy a intentar porque la fecha lo amerita.

(Prometo escribir también la recepción de premios y programarla pa'después).

Cómo no se me ocurre como empezar voy a arrancar con un comentario que le dejé a bater en este excelente post sobre las madres de plaza de mayo:

"No sé si me dan las manos para escribir al respecto, prometo intentarlo, y si no es para este año será para el próximo, o para el mes próximo, porque esta fecha hay que recordarla todos los días, a estas "locas" hay que tenerlas presentes todos los minutos de nuestra vida.

Soy consciente de que sin estas mujeres dando vueltas por ahí capaz que yo ni estaba acá, quien sabe si alguno de estos locos no hacía mierda a mis viejos por el solo hecho de pasear por ahí.

Pero a ellas no les importó que las basurearan, que las golpearan, que las tiraran de un avión. Supieron aguantar el golpe y hacerse más fuertes, paso a paso, vuelta a vuelta a esa bendita pirámide, que muda las miró pasar con frío y calor, semana tras semana.

Ellas siguieron dando vueltas por sus hijos, que somos todos, nunca pararon con esas locuras.

Muchas gracias, les debemos todo."

Lo que me da bronca es que necesitemos un feriado nacional para que la gente recuerde lo que pasó, no estoy en contra de que hoy sea un día para mantener viva la memoria, ni me interesa si es o no feriado, pero me enojé mucho cuando hace unos días escuché esto: "¿y por qué es feriado? lo hubieran pasado para el lunes"  como si fuera una fecha que se puede intercambiar por cualquier otra y da lo mismo (lo mismo opino de los otros intercambios de feriado, por más bien que me venga el finde largo).

Y escuchando esa frase pienso, donde mierda estuviste estos 33 años para no tener idea de lo que representa esta fecha. Acaso en el colegio nunca la mencionaron, acaso tus viejos nunca dijeron nada, a favor o en contra, no importa.

Lo peor que nos puede pasar es que olvidemos el porque de esta fecha, el día que nos despertemos y consideremos al 24 de marzo como cualquier otro día vamos a estar completamente perdidos como civilización. De ese día no vamos a poder volver nunca y tengan por seguro que vamos a sufrir otro proceso de reorganización nacional.

No nos olvidemos nunca de este día, no nos olvidemos nunca de los desaparecidos, no importa que sean 30.000, 3.000 o 3, fueron vidas arrebatadas por aquellos que se supone que están ahí para protegernos y es por eso que la cantidad no importa es el gigante contra los pigmeos, menos mal que un grupito no le tuvo miedo y se animó a dar vueltas y "dar vuelta" a ese gobierno.

Pensemos en los cuentos que podría haber escrito Conti, en las crónicas que Rodolfo no pudo redactar, en los comics que Oesterheld no pudo dibujar y en todas las personas que murieron y en las que no nacieron.


Les recomiendo el sitio oficial del 24 de marzo (http://www.24demarzo.gov.ar) la linea de tiempo que tiene es completísima con muchos documentos, fotos, videos, recomendaciones de películas y libros...

Y aunque la frase se haya repetido mil millones de veces: NUNCA MÁS.

7 comentarios:

Baterflai dijo...

Lo bueno es que nosotros podemos decir "nunca más", lo malo es que ese "nunca más" es también "nunca más un guión de Oesterheld", "nunca más un texto de Rodolfo", "nunca más un cuento de Conti", "nunca más una torta de mamá", "nunca más un beso de papá antes de ir al cole".

Pero hay memorias y memorias, sobre unos y sobre otros. Eso es lo que trasciende en la historia.

Milenius dijo...

Conti, Walsh, Oesterheld: nos los robaron. Nos robaron 30.000 personas, nos robaron todo lo que ellos podían dar, con sus errores, grandes o pequeños. Lo importante es recordar que es también una parte nuestra la que se fue. No importa si uno tiene 20 años o 40 o 50.

Nick dijo...

Bater y Mile en combinado (o convinado como prefieran): Recordemos los cuentos que nos quedaron, los besos que recibimos, las tortas que comimos para que no nos vuelvan a robar nada.

Halle dijo...

Estoy bastante de acuerdo con todo lo que representa el feriado, la fecha y el día de la memoria. Pero resaltas mucho el tema de la fecha calendario, 24 de marzo de 1976. A lo largo de mi vida aprendí y me contaron mucho sobre la dictadura (Quiza mucho menos que a otros, pero suficiente para entender que y como pasó) pero jamás, hasta hace 3 años, supe que todo comenzó el 24 de marzo. Sabía de fechas aproximadas '76-'83, pero no mes y día, por ejemplo, no se que día del '83 terminó todo.

Así que, si tan importante es recordar una fecha exacta (Y no lo que sucedió a partir de esa fecha y por varios años) me parece que un feriado y toda la propaganda que se hace, no está mal.

Yo de todos modos, voy a volver a olvidarme de la fecha, hasta el 24 de marzo siguiente.

Marcos dijo...

Halle yo pienso q deberiamos festejar el 10 de diciembre de 1983. el dia q todo termino...

Gurisa dijo...

Opino exactamente lo mismo que Marcos. El 10 de diciembre de 1983 es la fecha exacta donde el pueblo y la libertad triunfaron por sobre los genocidas (más allá de cómo se desencadenaron los hechos). Ese 10 de diciembre fue el primer día que se dijo "Nunca más" y es un día de fiesta. Pero claro, creo que más por un tema político que no lo implementaron ese día al feriado (por aquello de que ganó Alfonsín, y no los peronistas)

Lo que me preocupa, y mucho, es que llevamos ya 25 años en democracia, y temo que cada vez la estemos valorando menos, que no sepamos exactamente lo que vale nuestro voto, nuestra libertad de elegir, equivocados o no.
Y estoy segura que ese poco valor que le damos a la democracia (y, en consecuencia, a aquellos que murieron por ella) se debe a que estamos asqueados de la política o, en algunos casos, somos absolutamente ignorantes sobre el significado del voto. Hay que leer "Ensayo sobre la lucidez" de Saramago. Capaz que nos despabila un poco.

Nick dijo...

Halle, no quise decir que hay que recordar solo el 24/3, con 24/3 intenté englobar los 7 años completos de la dictadura. Perdón si no se entendió.

Marcos, te respondió Guri.

Guri, nada que acotar, excepto recomendar, yo también, "Ensayo sobre la lucidez" es una obra impecable.