lunes, 2 de febrero de 2009

Nabla is gone

Hace una semana salió, y no volvió.


No estaba a la mañana esperándome en la puerta de la pieza.
Cuando volví del trabajo no me maulló apenas entré.
Mientras estudiaba no vino a subirse para que la acaricie, ni se tiró en el puf a atrás mio a dormir.
Durante la comida no intentó meterse en el medio a toda costa para conseguir algo.
A la noche no vino a dormir a mi pieza.



Ella siempre quería estar por encima de los otros gatos. Si estaban en el piso ella se subía a una silla, si estaban en la silla, se subía a la mesa y si ocupaban la mesa se iba arriba de la heladera. ¿La muy tonta se creyó que existía el cielo para gatos y quizo estar por encima de todos?


Como hay muchos perros en la zona, y estamos cerca de un cementerio (parece que a dios le gustan mucho los gatos muertos, casi tanto como las gallinas decapitadas) las posibilidades de encontrarla son muuuuuuuuuuuy bajas, más teniendo en cuenta que el día que se fue escuché a la perra del vecino persiguiendo a un gato.

Nablita, we will miss you.

6 comentarios:

Gurisa dijo...

Te entiendo perfecto, che. Hace un año mi Luna salió como todas las noches a pasear por la cuadra y no volvió más. Al principio pensábamos que andaba por ahí, no era la primera vez que desaparecía. A veces volvía a los 3 días. Pero esa vez fue diferente. Esa vez ya no volvió... y la extraño mucho :(

Halle dijo...

Que mal che, ese es el problema de los gatos, se van sin avisar y vuelven.. a veces. Nunca se sabe que les puede pasar. Una lástima.

Un abrazo.

Guty dijo...

Uhh, que feo che.
La verdad que es muy triste perder una mascota.

Nick dijo...

Gracias a todos por los saludos y demases.

E' así, se fue como vino, sin que nadie le dijera nada.

Milenius dijo...

La extrañamos. Montones.

Josecuervo86 dijo...

Que bajon loco! Ojala la encuentres!