sábado, 29 de enero de 2011

Avenida de los de acá

Y sí, volví y corresponde un post explicatorio de las vacaciones... en realidad es todo una excusa para recibir sus saludos y ser envidiado (?)

Para los que quieren ver fotos y no les interesa la explicación hacen click acá y se van a mi picasa, el resto puede seguir leyendo.





Día 1 - Rosario - Lima/ Lima - Cusco

Para hacer más barato el viaje sacamos el pasaje con una promo de LAN que salía de Rosario y llegaba a Cusco a través de Lima donde estuvimos un par de horas aclimatándonos a la cerveza local

Una cusqueña helada

Una vez en Cusco empezamos a buscar un hostel, nos habían recomendado uno por 8 dólares (más o menos), mientras dábamos vueltas a la plaza de armas para ver si lo encontrábamos sentimos que gritan "ehh argentinos", nos damos vuelta y nos encontramos con Jimy (a quien no conocíamos hasta ese momento) que nos ofreció hostel, tours y lugares para comer, nos convenció y fuimos al hostel que nos recomendó aunque primero tuvimos que pasar una noche en otro hostel porque "El puma" estaba lleno.

Acá empezamos a darnos cuenta que en Perú todos los precios se negocian, de hecho surgió el siguiente diálogo con Jimy:

Jimy: ¿Van a hacer el camino del Inca?
Nosotros: Es la idea, sí.
J: ¿Ya tienen un precio?
Yo: sí, nos habían dicho 200 dólares
Charly: no, 220.
J: Buen precio... se los igualo...
N: Pero es que ya hablamos con esta persona y no queremos dejarlo colgado...
J: En ese caso, si hacen el camino con mi empresa, les bonifico una noche del hostel.

Y así fue como conseguimos nuestra excursión y una noche de hostel gratis, creo que si Charly no hubiera tirado ese 220 nos hubiéramos ahorrado 20 dólares más.

Lo segundo que descubrimos es que los hostels son como hoteles, en el puma teníamos baño privado, tele, desayuno, todo un lujo por 30 pesos cada uno.

El tercer descubrimiento del día fue que salir a comer es muy barato, la vez que más pagamos habremos gastado 20 pesos cada uno.

Día 2 - Cusco, el casco histórico

Después de dormir y cambiarnos de hostel nos fuimos a recorrer la ciudad, tomamos unos jugos, tienen muchas variedades de jugos de montones de frutas, y nos aclimatamos a la altura, por suerte no nos afectó mucho, a mi me dolió la cabeza el primer día pero nada más.

La, pequeña, catedral y su hermanita

Ese día no hicimos mucho más que pasear por ahí e ir a un museo, el monumento a Pachakuteq, una torre de 3 ó 4 pisos con una estatua arriba, en cada piso había una breve reseña de 3 incas junto con obras de artistas locales o piezas arqueológicas, arriba de todo un mirador.

De ahí nos fuimos a la cancha del cienciano (¿se escribe así?), esa zona ya no era tan bonita, de hecho parecía el warnes peruano.

Día 3 - Saqsaywaman, Q'enqo, Puka Pukara y Tambomachay

Esos son 4 sectores arqueológicos que están cerca del centro, el más lejano a 8 Km.

Nos compramos un paquete de pan y unas latas de atún para almorzar y salimos para allá, la idea era caminar en altura para prepararnos para el camino del Inca, teniendo en cuenta que en el camino se sube a 4200 mts. y que Puka Pukara está cerca de los 3800.

Nuestra primera parada fue el templo de Manqo Qhapaq

Panorámica y chivo desde el templo de Manqo Qhapaq

Ahí se nos acercó Edwin, quien se convirtió en nuestro guía por un par de horas.

Saqsaywaman (halcón saciado) fue un templo, probablemente dedicado al rayo, por la forma que tienen las paredes, en zig-zag. Acá empezamos a conocer un poco de la manera de construir de los incas, por ejemplo como encajaban las piedras o hacían tuberías de piedra. Edwin también nos contó un poco sobre la religión de los incas, básicamente adoraban todo lo que se movía :)

De ahí nos fuimos a Q'enqo que significa laberinto, el lugar tiene pinta de lo que su nombre indica, con varios pasillos y cuevas. Algunos dicen que era un lugar de observación astronómica, no les creimos mucho.

Después de caminar 4 kilómetros por la banquina y temer por nuestras vidas porque los coches nos pasaban finito llegamos a Puka Pukara (fortín colorado), una especie de aduana. Para esta parte ya habíamos aprendido que los muchachos estos construían las paredes inclinadas "hacia adentro" para que resistieran mejor los terremotos.

Hicimos unos metros más para ir a Tambomachay que significa lugar de descanso y también le hace honor a su nombre ya que tiene una serie de piletas con agua de manantial donde, se supone, se bañaban los incas.

Emprendimos el retorno por la misma ruta, pero en el medio decidimos acortar camino yendo campo traviesa, sacando que metimos las patas en un arroyito y nos embarramos fue una buena idea. Después decidimos tomar otro "atajo", una ruta distinta a la que habíamos tomado a la ida en la que no se veían autos, después de unos metros nos dimos cuenta porque no había autos, había piedras en el medio de la ruta que se habían caído de los paredones de la ruta. Como sea logramos volver sanos y salvos.

Día 4 - Museos y paseos

Este día fuimos al museo de arte popular, no estaba muy bueno, salvo por algunas obras. Después fuimos al museo de Qorikancha, en el sótano del templo que ahora es una (bruta) iglesia, este museo estaba copado, con varias herramientas y piezas de la época además de muchos posters con explicaciones.

El templo de Qorikancha está muy bueno, era el centro de la ciudad y tenía adentro varios templos todos con una arquitectura impresionante, por ejemplo, todas las ventanas estaban alineadas perfectamente.



Día 5 - Maras, Moray y Salineras

A la mañana temprano nos tomamos un bus hasta "el desvío", ahí nos tomamos un taxi, conducido por Hernán, que por unos pocos soles nos llevó a la ciudad de Maras, un pueblito muy chiquito, evidentemente no tan turístico como otras ciudades, después al sitio arqueológico de Moray, a las salineras y de vuelta al desvío donde tomamos el bus.

Moray era un centro de experimentación agrícola, tiene una gradas que llegan a una profundidad de 150 metros, abajo de todo el maíz normal crece si problemas pero arriba no, por la temperatura, la presión y esas cosas. Los muchachos plantaban abajo después de un tiempo subían las semillas una grada y seguían replantando hasta que en esa grada crecía bien, entonces lo subían una grada más... así hasta que lograron una variedad de maíz que se puede plantar a casi 4000 mts sobre el nivel del mar.

Gradas para experimentar con semillas

La salinera es una serie de piletones en la montaña que se llenan con agua salada y luego se deja evaporar el agua para que quede la sal en el fondo, esta construcción, que se sigue usando hoy en día, lo construyó una cultura anterior a la inca.

Piletones para extraer sal

Hasta acá no hablábamos mucho con Hernán pero se nos ocurrió a Charly se le ocurrió preguntarle como se extraía la sal y nos empezó a contar con lujo de detalles, ahí nos animamos y le preguntamos más cosas, de hecho todo lo que escribí nos lo contó el.

Día 6 - Pisac

Pisac es una ciudad a 30 Km de Cusco donde hay una ciudadela inca que es más grande que machu picchu. Acá también fuimos en bus y taxi y en la entrada conocimos a Zenón que fue nuestro guía ese día.

El lugar es enorme y llovía mucho, así que no pudimos apreciarlo bien, pero es impresionante, tiene montones de terrazas, habitaciones y templos, también un cementerio, se llegan a ver las tumbas profanadas ya que los incas enterraban a la gente con todas sus pertenencias, y en posición fetal, ya que creían que la muerte era una manera de pasar a la otra vida.

Para ellos existían 3 mundos, el de acá, donde habitamos nosotros, el de arriba, para los dioses y el de abajo, de los muertos. Los representaban con 3 animales, la trilogía, condor, puma y serpiente. A los muchachos les copaba el 3 ya que tenían 3 mandamientos (No seas ladrón, no seas haragan y no seas mentiroso) y su cruz, la chacana, es una "pirámide" de 3 pisos o escalones, en realidad eran seis, pero solo tallaban 3 en una piedra y dejaban que la sombra complete los otros 3, formando una especie de rombo.


Zenón en Pisac

Cuando terminó la parte guiada Zenón nos sugirió volver caminando a la ciudad, para ahorrar tiempo y plata, le hicimos caso; al principio nos equivocamos de camino y tuvimos que volver atrás un largo trecho pero una vez que encontramos el camino real fuimos sin problemas por un sendero de piedra con muchas escaleras, no lo sabíamos aún pero nos esperaban escaleras mucho peores, que se nos hicieron eternas.

Faltan los 4 días del camino del inca, Puno y Copacabana pero los dejo para otro post porque ya es muy tarde y esto se está haciendo largo.

ApdeitYa está el post del camino del inca.

22 comentarios:

Nick dijo...

¿Llegó la factura guty?

Ivana Álainn dijo...

altas vacaciones!!

no importa quien soy dijo...

Y si... te envidio!!!!!

Lo que mas me gustó de las fotos:

LA DE CUZCO!!!! es para enamorarse de esas casas y ese paisaje!

Lo que mas me gustó del relato: EL ARGENTO NICK:

N: "no queremos dejar colgado al otro"
J: "bueno, pero les bonifico una noche de hostel"
N: "Ok, listo!"

ARGENTO!!!!!!

Abrazo y espero la 2° parte!!!!

Halle dijo...

Qué lindo viaje! Y yo que me fui 3 días a Arroyito y me cagué de calor. :P

Muy copado todo lo que hicieron durante el viaje, está bueno viajar así y no al estilo de mi familia (Viajan a dormir hasta el mediodía y levantarse para dormir la siesta, en los ratos despiertos se acercan a la playa un rato)

Guty dijo...

Espectacular aventura! Que lindo se ve todo. Perú es uno de los países que tengo que conocer antes de morir...bue, después se complica.
Muy buenas fotos.

Andre dijo...

Ahora no voy a analizar día por día, pero vengo a decirte que vi las fotos y realmente le mando muchos saludos a esa barba.
Los 20 dólares del día uno te podrían haber servido para traerme un regalo...digo.
No te entusiasme con este adiós porque voy a volver y voy a analizar día-por-día.
Beso, abrazo, barba, etc.

Nick dijo...

Ivana, gracias y bienvenida!

NIQS, la verdad es que son muy bonitas las casas, sobre todo en el centro, tiene todo un aire a 1600 increible.

La argentada estuvo bien, pero ellos no son ningunos dormidos, al contrario.

Abrazo y gracias por la envidia.

Halle, seguramente la pasaste bien también. Para mi lo importante no es irse sino desconectarse unos días de todo por más que me quede en casa.

Guty, la verdad es que es un país muy lindo, con lugares más lindos que otros, como en todos lados, pero se la pasa bien siempre, salvo por la cerveza... difícil conseguir una bien fría.

Tenés razón en que es mejor visitar los lugares mientras se está vivo ;)

Andre, al precio que estaban las artesanías y otras cosas regalables con 20 dólares le compraba regalos a todos los seguidores del blog.

Espero su análisis pormenorizado del día a día.

Beso

AGUSTIN dijo...

Tre-men-do!
Me hiciste viajar, y recordar mi propio viaje (un poco más a los pedos que el tuyo!)
Muchos detalles, datos interesantes... y sí... se te envidia (pero una envidia verde, eh?)

Lores Jane´s dijo...

Hola Nick!Despues de mucho tiempo, paso por aca para decirte que te felicito por tus vacaciones! las fotos estan espectaculares!!!

Abrazo!

Nick dijo...

Agustín, si tu viaje fue a los pedos volvé y hacelo más despacito jajaj

Lore, tanto tiempo, gracias por las felicitaciones y el elogio a las fotos. Abrazo

Carlos dijo...

Che, loco, me mandaste al frente con lo de los 20 dólares... y sí, soy un poco ingenuo, qué le vamos a hacer.

Nick dijo...

Alguien tenía que caer Charly jaja

El Mostro dijo...

Cuzco, que envidia.
Y el tal Charly es medio lelo.
¿La viste a wendy sulca? ¿Existe la peruana linda?

Un abrazo.

Nick dijo...

Disculpalo mostro, es estudiante de física :)

No vimos a Wendy.

Hemos identificado un ejemplar de peruana linda... antes de embriagarnos, después identificamos algunos más.

Abrazo

Zeithgeist dijo...

waaaaaaaaaaaaaaaaa, que envidia, puta q te pario!!

Andre dijo...

día uno: ya hablamos de esto, los veinte pé me los merecía yo.
día dos: a mi me afecta la altura hasta en mi casa (vivo en un segundo piso). Cuzco entonces es un lugar que no me conviene conocer.
día tres: aunque me haga mal la altura, me muero por conocer el templo de Manqo Qhapaq.
Edwin, un capo.
día cuatro: no hay mejor museo que lo que no está encerrado (quise hacerme la mística y me salió una frase muy pedorra...igual vos entendiste lo que quise decir).
día cinco: el taxista, un capo. Quizás más capo que Edwin.
día seis: cuando no la lluvia poniendo la nota en los viajes.

Si pensaste que iba a hacer un análisis más profundo, pensaste mal, querido barbudo. Sabemos que no me da la cabeza.
Ahora que no voy a subir nada al blog te voy a llenar este coso de comentarios.
No, bueno, pero algunos voy a hacer.
Beso!

Nick dijo...

Día uno, ya te respondí antes ;)
Día dos, podés mascar coca todo el día, en teoría eso contrarresta los efectos de la altura.
Día tres, lamento desilusionarte, pero el templo lo tiraron abajo, ahora hay una iglesia. Edwin un groso, encima socialista =D
Día cuatro, se entendió, se entendió.
Día cinco, re groso el pibe, lástima que no me acuerdo su nombre ni se dejó fotografiar.
Día seis, por lo menos fue poca.

No me esperaba un gran análisis, así que no me defraudaste. La cabeza te da para varias cosas, por ahí no para comentar sobre mi viaje, pero para algo te debe servir.

Besos

Andre dijo...

Estoy en épocas de finales y claramente la cabeza no me da para más.
Vi las fotos nuevamente, ese viaje se las trajo, eh?
Un beso y un abrazo a ambos (barba y tu)

Carlos dijo...

El tachero se llamaba Hernán, si es que les interesa, y detrás de su aparente modestia y parquedad se ocultaba prácticamente un catedrático. De hecho se expresaba con números precisos y frases como "según estudios recientes"... Y para reivindicarme un poco por lo de los 20 dólares fui yo el que le hizo la primer pregunta.

Nick dijo...

Ves Andre, tu cabeza sirve para rendir finales.

'ta difícil abrazar una barba :) beso.

Charly, gracias por el dato, para reivindicarte corregí el post aclarando que vos le preguntaste a Hernán.

Abrazo

Layla dijo...

Nick,
Adoré la foto "Una cusqueña helada", la expresión de satisfacción quedó plasmada en primer plano! Y si bien nosé nada de fotografía le cuento que siempre busco obtener ese tipo de imágenes entre luces y sombras naranjitas. Como vé mi lenguaje es muyy técnico!!! Moray y Q´enqo superlatif!
By the Way,
Jimy me hace acordar a los personajes que se aparecen de la nada en los textos de Murakami!!!

Nick dijo...

Después de 4 horas de vuelo más casi 3 de espera en el aeropuerto de Rosario esa cerveza era como maná caído del cielo jajaj

Por tus tecnicismos veo que estudiamos fotografía en la misma escuela :)

Q'enqo no me gustó tanto como Moray, ese lugar me impresionó mal (mal como adverbio de cantidad).

Yo diría que todo el viaje fue como un cuento de Murakami o algún autor de ese estilo.